OBRAS MAESTRAS DEL MUSEO THYSSEN-BORNEMISZA.

Texto: María Estrada · Fotos: www.museothyssen.org.


UNA CARISMÁTICA SELECCIÓN DE LAS MEJORES OBRAS DE ARTE.

Dalí, Cézanne, Hopper, Caravaggio… el Museo Thyssen-Bornemisza tiene muchos tesoros en su interior, pero hay algunos que, por su valor artístico y su belleza, tienen reservado un lugar especial dentro de la colección. Estas obras excepcionales, que se cuentan, como todo lo bueno, con los dedos de las manos, son las Obras Maestras del museo, una pequeña selección de joyas pictóricas que, expuestas junto al resto de obras del museo, aportan un valor inmensurable a la grandiosidad de la colección. 

Si hiciéramos un pequeño repaso cronológico por las Obras Maestras de la colección, no podríamos pasar por alto La plaza de San Marcos en Venecia, una pintura realizada por Canaletto a principios del siglo XVIII; la Bailarina Basculando, obra del maestro Edgar Degas pintada entre 1877-1879; o Mata Mua (Érase una vez), pintura realizada por el artista postimpresionista Paul Gauguin en 1892.

La exquisita selección también incluye obras del siglo XX tan reconocidas como el famoso Arlequín con Espejo de Picasso, pintado en 1923; el Sueño causado por el Vuelo de una Abeja alrededor de una Granada un segundo antes del Despertar, locura realizada por el surrealista Dalí en 1944; la icónica Habitación de Hotel del colorista Edward Hopper pintado en el año 1931; o la Mujer en el Baño de Lichtenstein, obra finalizada en 1963. 

La muestra contiene muchos más títulos, pero todos ellos, los citados y los no citados, tienen una cosa en común, y es que consiguieron destacar y marcar un hito en la historia del arte. Por este motivo, el Museo Thyssen-Bornemisza los conserva con especial orgullo y con el único fin de compartirlos con todo aquel que se acerque a las salas del museo capitalino para conocer mejor el legado artístico que en ellas se esconde. 

Canaletto. View of Piazza San Marco, Venice, c. 1723-1724. 142,5 x 204,4 cm. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.

Paul Gauguin. Mata Mua (In Olden Times), 1892. 91 x 69 cm. Colección Carmen Thyssen Bornemisza en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.

Edward Hooper. Hotel Room, 1931. 152,4 x 165,7 cm. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.