HOTEL HOSPES PALACIO DEL BAILÍO. DISCRETAMENTE EN CÓRDOBA, EL EPÍTOME DEL LUJO.

Texto: Alex Aljoe. · www.hospes.com/palacio-bailio.


Entrar en el Hotel Hospes Palacio de Bailío no es simplemente entrar en un hotel de lujo, es entrar en un museo. Es un lugar único lleno de riqueza cultural y con encanto. El hotel, que se encuentra en pleno centro histórico, ocupa un palacio del siglo XVI y ha conservado los vestigios de la villa romana e incorpora todas las modernidades que esperas encontrar en el primer hotel de cinco estrellas de Córdoba.

Tras pasar por la antigua entrada donde accedían los carruajes de caballos, se encuentra el primero de los cuatro elegantes patios que dispone el hotel. Un espacio recóndito para una cena romántica veraniega debajo las estrellas, acompañado con música en directo y de los aromas que desprenden las plantas botánicas y árboles cítricos. Un oasis.

Las habitaciones son de otro mundo, de otro siglo y cada detalle cuenta. Dormir en una habitación ovalada rodeada por frescos de Don Quijote del siglo XVII es posible en esta casa palaciega. Es toda una experiencia levantarte por la mañana y escuchar el agua de las fuentes y el piar dulce de los pájaros en los patios después de un sueño reparador.

Hay que aprovechar cada momento en este espectacular hotel. Disfrutar del silencio en el Bodyna Spa, pasando por los tres tipos de agua termales, iluminados con velas y terminar con un relajante masaje. Si además acompaña el buen tiempo, puedes refrescarte en la piscina o refugiarte en el Salón Mudéjar, leyendo un buen libro degustando un café o bien un gin tonic.

La comida es una verdadera maravilla, el restaurante 'Arbequina' ofrece platos exquisitos y originales; la fusión perfecta de productos locales con un toque asiático y exótico. En la carta podemos encontrar cochinillo negro mascabado, chili king crab y mochis helados de té matcha, para nombrar solo algunos de sus platos innovadores y los podemos maridar con un fino de la zona o bien con un sake japonés, pasando por una buena selección de vinos y champagnes. Para complementar la experiencia gastronómica, podemos disfrutar de una actuación de flamenco en directo, sentados en un suelo de cristal donde se pueden divisar las ruinas romanas y sus columnas marmóreas repletas de historia.

Hotel Hospes Palacio del Bailío es el epítome del lujo. Un lujo discreto donde los huéspedes se sienten cómodos. Un buen servicio personalizado, atendiendo a todas las demandas, te hacen sentir como en casa. Es el trato que esperas de un hotel tan exclusivo.

Múdejar Lounge.

Patio Romano.

Patio Romano.

Gran Capitán. Junior Suite.

Gran Capitán. Junior Suite.

Patio de los Faroles. Entrada Noche.

Patio de los Faroles. Entrada Noche.

Piscina Exterior.