UN PALACETE EN PALAMÓS. EL HOTEL CASA VINCKE.

www.hotelcasavincke.com

El Hotel Casa Vincke está situado en el histórico barrio de la playa de Palamós. Se construyó a finales del S.XIX y su nombre obedece al hecho que en 1940 adquirió la casa el Sr. Enrique Vincke, importante empresario de la industria del corcho. El Hotel es el resultado de la rehabilitación de la conocida Casa Vincke, uno de los edificios más emblemáticos de Palamós e incluido en el Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña.

La rehabilitación integral de la casa ha corrido a cargo de la familia Satorra, propietaria del edificio, bajo la dirección del arquitecto Angel Lapuerta, mientras que la decoración interior ha corrido a cargo del Grupo Mas de Torrent bajo el asesoramiento de la interiorista Diana Cervelló.

El grupo Mas de Torrent es propietario del hotel Mas de Torrent, en Torrent y de El Far Hotel Restaurant, frente al faro de Sant Sebastià en Llafranc. Junto con el grupo Nomo gestiona también el restaurante Far Nomo y Jani, ambos en Llafranc. Recientemente se han hecho cargo del Restaurante del Club Náutico de Sant Feliu de Guíxols. Cada proyecto que lidera la familia Figueras está impregnado del gran cuidado por el detalle, la excelencia en el servicio y su fuerte vínculo con el Empordà.

Un claro ejemplo es la cuidada rehabilitación de este bonito palacete de tres plantas. Se ha respetado al máximo la distribución interior que encontramos tras la imponente fachada, conservándose los elementos originales como las chimeneas, los techos artesonados, las molduras de yeso y los suelos hidráulicos de las habitaciones, destacando en especial la escalinata central.

El hotel combina tanto elementos originales como actuales para conseguir un diseño contemporáneo asegurando espacios amables y acogedores que invitan a sentirse como en casa. Un entorno que combina la elegancia clásica con un estilo moderno y confortable.

El hotel ocupa una manzana entera y en su interior además del edificio principal hay un gran jardín con piscina y un espacio destinado a restaurante. El edificio principal cuenta con nueve elegantes habitaciones distribuidas en dos plantas. Las habitaciones han sido decoradas con un estilo contemporáneo y diseñadas para asegurar la comodidad y funcionalidad necesarias adaptándose al máximo a la estructura de la casa. En la planta baja encontramos el salón de desayunos, una sala de lectura y una pequeña sala de reuniones.

Opinión Amante Magazine.

Un hotel excelente, bonito y cómodo. Un desayuno de calidad, de productos autóctonos, anticipa que estás en buenas manos. Es un claro ejemplo que, a veces, lo sencillo resulta extremadamente exclusivo. Un acierto.

El Hotel Casa Vincke estará abierto todo el año. Ya verán, pronto será una referencia en el bonito Empordà. Enhorabuena.