RESPIRAR EL AIRE DE ADLER RESORT.

EL PEQUEÑO PARAÍSO TERRENAL EN MEDIO DE LOS DOLOMITAS.

Texto: Kristina Kevich · Fotos: www.adler-lodge.com.

Cuando te percatas de los increíbles paisajes que se pueden contemplar desde los ventanales de Adler Mountain Lodge Resort, agradeces profundamente a la madre naturaleza y a la vida por traerte a este fascinante lugar. Hizo falta más de 10 años de exhaustivo trabajo para ubicar este maravilloso hotel a casi dos mil metros de altura, en el corazón de Los Dolomitas (Italia). En un terreno que ha sido reconocido por la UNESCO como Patrimonio de Humanidad, Adler Resort acoge dieciocho fantásticas suites y doce chalets de dos plantas para el disfrute de todo aquel que desee formar parte de esta experiencia. 

2.jpg

Gracias a los arquitectos locales Hugo y Hanspeter Demetz, que han trabajado con las materias primas naturales de la región y métodos de construcción sostenibles, ha nacido un espacio digno de visitar al menos una vez en la vida. Su privilegiada ubicación, a tan sólo unos pasos del teleférico de Reiterkogelbahn, se complementa con una amplia terraza para tomar el sol, un restaurante, instalaciones de bienestar, un spa y una piscina infinita.

Ofrecer a sus huéspedes una oportunidad sin igual de disfrutar de una atmósfera relajante donde no les falte de nada es el principal objetivo de Mountain Lodge. Unas vacaciones adentradas en la naturaleza; en un lugar para disfrutar de verdad del tiempo libre, donde las rutinas diarias son olvidadas, las presiones desaparecen y la tranquilidad emana del paisaje, para ser absorbida por cada poro del cuerpo. Un lugar donde, después de un desayuno propio de estas tierras de Italia, uno puede explorar la belleza natural que le rodea, ya sea sobre esquís en invierno o a pie en verano; llenar sus pulmones con el aire más puro y fresco de la sierra Los Dolomitas y amar cada momento en este pequeño paraíso terrenal.

3.jpg