FOGO ISLAND INN. DONDE EL MAR Y EL CIELO SE HACEN UNO.

Texto: Roser Pruneda · Fotos: www.fogoislandinn.ca.

2.jpg

Un destino remoto, pero aún accesible. Un paraíso natural que todavía conserva esa intrigante esencia de lo desconocido. La isla de Fogo, localizada al noreste de Terranova, al norte Canadá, es un archipiélago que apenas acoge a 2000 habitantes, pero presume de unos paisajes de ensueño. 

Un ferry o un pequeño avión comercial es el medio de transporte que lleva a los más curiosos amantes de la naturaleza a uno de los “Cuatro Rincones del Mundo”. Allí, en medio de un silencioso y rocoso paisaje nórdico, se haya uno de los proyectos más increíbles del arquitecto Todd Saunders: el Fogo Island Inn. Sus líneas simples y minimalistas, y su diseño ultramoderno le ha concedido varios galardones como: Azure Social Good Award, enRoute Hotel Design Award Best Overall Architecture o TripAdvisor Traveler’s Choice Award en 2015.

Su espacio gastronómico que se fundamenta en la cocina del mar y platos tradicionales de la zona, con ingredientes de la propia isla, y es considerado uno de los tres nuevos mejores restaurantes de todo Canadá.

Pero sin duda el mayor atractivo del hotel son sus enormes ventanales. Envisten todo el edificio, el cual se eleva sobre grandes soportes,  proporcionando unas increíbles vistas del Océano Atlántico, cuyas aguas se funden con el cielo, despertando una asombrosa sensación de infinidad y de que ni la vida, ni la naturaleza tienen límite.

3.jpg