THE BEEKMAN, A THOMPSON HOTEL. EL LUJO VICTORIANO EN PLENO SIGLO XXI.

Texto: Kristina Kevich · Fotos: www.thompsonhotels.com.

Podría haber sido perfectamente el hogar de Dorian Gray, uno de los personajes más ilustres de Oscar Wilde. Pero aunque cueste creerlo, no estamos en “El Viejo Continente” del siglo XIX. The Beekman, a Thompson Hotel abrió sus puertas hace un poco más de medio año en un edifico construido en 1881 en pleno centro de Manhattan. Bajo la dirección de la mano de Martin Brudnizki, este espectacular hotel es capaz de envolver a cada uno de sus visitantes en una atmósfera llena de historia y sofisticación. El diseñador de interiores ha sabido plasmar en esta histórica construcción, localizada en medio en la ciudad de la vanguardia, Nueva York, el refinado y elegante estilo Victoriano de sus orígenes.

Cada una de sus 287 habitaciones transmite lo exquisito de aquella época que nunca pudimos conocer. El simple hecho como el tomar un té con pastas en su espectacular hall o degustar el menú de la mano de un chef como Tom Colicchio en el restaurante “Fowler & Wells” hará sentir a cualquiera parte de la alta sociedad de aquellos lejanos y relucientes años. Para los amantes de la cocina francesa, The Beekman cuenta con Keith McNally cuyas creaciones se sirven en el espacio “Augustine”. 

No hay duda, Nueva York también tiene historia, y si hay alguien que todavía no se lo cree es que no ha estado en el Beekman.