MADONNA.LA ETERNA REINA DE LOS ESCENARIOS.

Texto: Javier Ars · Imágenes: www.antoniodefelipe.es.

 Antonio de Felipe · “Los caballeros las prefieren rubias y los artistas pop también”, 2011· 150 x 150 cm · Serigrafia y acrílico sobre lienzo. Inspirado en Madonna “Celebration” Warner Bros 2009.

Antonio de Felipe · “Los caballeros las prefieren rubias y los artistas pop también”, 2011· 150 x 150 cm · Serigrafia y acrílico sobre lienzo. Inspirado en Madonna “Celebration” Warner Bros 2009.

Una mujer fuerte, una mujer rompedora, una mujer ambiciosa, una mujer atrevida, una mujer sin límite. Madonna no necesita presentación. Ha sido capaz de reinventarse a lo largo de tres generaciones. Sus canciones son un clásico, y son el más reciente éxito. Madonna ha sabido mantenerse en la cima a lo largo de más de 30 años. Sus conciertos son un espectáculo de luz, baile y música a los que merece la pena acudir al menos una vez en la vida. La edad de Madonna es un mero número en pasaporte. A punto de alcanzar su sexta década de vida, es capaz de opacar a los artistas más jóvenes e inspirarlos.

Pero pocos saben lo duro que fue su camino hacia el éxito y el mantener su título de “La Reina del Pop”. Nacida en una familia católica de origen italiano, Madonna Louise Veronica Ciccone era la tercera de los ocho hermanos, perdió a su madre siendo una niña y emigró a Nueva York en búsqueda de su sueño. Sin dinero, ni contactos, quería ser bailarina de éxito, pero acabaría siendo la cantante con más de 300 millones de discos vendidos en todo el mundo. Mujer que indignó al Vaticano con sus provocativos vídeos; por la misma razón fue censurada por la MTV. Polifacética y rompedora. "La gente pensaba que un día se despertarían y yo ya no estaría allí, pero se equivocaban... Nunca me iré.” Y te damos las gracias por ello, Madonna.

 Antonio de Felipe · “True Blood” 2010 · Serigrafia y acrílico sobre lienzo · 162 x 162 cm. Inspirado en Madonna “True Blue” Warner Bros 1986.

Antonio de Felipe · “True Blood” 2010 · Serigrafia y acrílico sobre lienzo · 162 x 162 cm. Inspirado en Madonna “True Blue” Warner Bros 1986.