DESTINO: THE CAMPBELL. EL EMBLEMÁTICO BAR DE LA GRAND CENTRAL TERMINAL.

Texto: Kristina Kevich · Fotos: Noah Fecks para The Campbell.

 The iconic pub returns with all the essence of its time and its spectacular decoration.

The iconic pub returns with all the essence of its time and its spectacular decoration.

Grand Central Terminal, una de las estaciones más emblemáticas de todo el mundo, y sin duda un punto de encuentro en la ciudad de los rascacielos, Nueva York. Protagonista de las películas de Hitchcock y Charles Chaplin, es la más filmada en la historia del cine. Este simbólico lugar neoyorquino es el espacio que acogió las oficinas del magnate John Campbell durante la era-jazz americana, hasta sus últimos días a finales de los años cincuenta. En 1957 este elegante y exquisito lugar se convertía a manos de Mark Grossich en el exclusivo The Campbell, que mantuvo abiertas sus puertas hasta el junio del año pasado.

 This symbolic place in New York is the space that hosted the offices of the tycoon John Campbell during The Jazz Age and until his last days in the late fifties.

This symbolic place in New York is the space that hosted the offices of the tycoon John Campbell during The Jazz Age and until his last days in the late fifties.

Gracias a la iniciativa de Scott Gerber, el director ejecutivo de Gerber Group, The Campbell vuelve a estar activo desde este mes de mayo. El icónico pub retorna con toda la esencia de su época y su espectacular decoración que te hará sentir parte de una novela de F. Scott Fitzgerald. La gran diferencia es que esta vez quiere evitar ese misterio y esa privacidad, convirtiéndose es un lugar cercano y accesible, pero sin perder su sofisticación. Se suprime el código de vestimenta, el horario de apertura se amplía, y los requisitos para visitar el bar se limitan al deseo de disfrutar un Old Fashioned. Una amplia carta de cócteles y una exquisita propuesta gastronómica propia de la ciudad, en el punto donde se reúnen 44 vías férreas para llevarte al destino de tus sueños.