PASTELERÍAS QUE CONQUISTAN CORAZONES.

Texto: Oliver Web.


Desde Amante Magazine le ofrecemos una fantástica ruta por algunas pastelerías europeas que te harán salivar. Eso sí, una vez empieces este delicioso artículo no podrás dejar de leer, avisado quedas. 

Si te digo que nuestra primera parada es Angelina, seguro que sabes dónde estamos. Los pasteles de esta confitería se han convertido en uno de los sellos distintivos de la capital francesa. Refugiarse en Angelina es como meterse en una cápsula del tiempo, un ambiente clásico cargado de historia pero con un toque elegante y muy chic. Su salón de té es majestuoso y su famoso Mont Blanc conquista los paladares más exigentes.

 Angelina.

Angelina.

Saltamos a Londres y por el camino dejamos el clasicismo que desprendía París, llegamos a Crumbs & Doilies y nos conquista el color mint de su fachada. Huele a cupcake recién hecho, a bizcocho y a chocolate. Probablemente, la mejor combinación de olores para alimentar el estómago y la mente. Es pequeña, diáfana y moderna, perfecta para disfrutar de un Chai Tea Latte o encargar una de sus espectaculares tartas.

Cruzamos el Danubio y volamos hasta Budapest. Una vuelta al pasado con
Gerbeaud, una pastelería que resucita sabores y texturas de la confitería húngara. Tartas, pasteles y mucho chocolate que no podrás encontrar en ningún otro sitio del país.

 Gerbeaud.

Gerbeaud.

Viajar a Lisboa y no probar los Pastéis de Belém es un pecado. Si sigues la estela de olor a canela y nata llegas a la Rua de Belém 48, donde está la confitería que ha sabido guardar en secreto esta deliciosa creación de convento. El local es una pastelería de época muy bien conservada, con azulejos azules típicos de Portugal. Eso sí, si consigues una mesa sin esperar largas horas es todo un mérito.

 Pastéis de Belém.

Pastéis de Belém.

Nuestra próxima parada es Rialto, en Oviedo. Famosa por sus moscovitas y sus carbayones, que han vuelto loco hasta al mismísimo Woody Allen. No puedes visitar la ciudad sin hacer una parada en esta coqueta pastelería del centro y disfrutar de estos dulces típicos acompañados de un buen chocolate caliente. Y abrígate, que Asturias tiene mucho verde pero poco sol. 

 Rialto.

Rialto.

La pastelería Escribà es el paraíso del caramelo, el edén del chocolate y el elíseo de las tartas en pleno centro de Barcelona. Un lugar muy dulce donde disfrutar de lo prohibido está más que permitido. ¿Nuestra recomendación? Sus turrones. 

 Pastelería Escribà.

Pastelería Escribà.

Para ir acabando con este subidón de azúcar llegamos a nuestro último destino, Madrid. La modernidad del Willy Wonka catalán da paso a una opción más saludable, Sana Locura. Una gluten free bakery de estilo americano que prepara todo tipo de dulces y pasteles para demostrar que se puede disfrutar de una vida sana llena de aromas, sabores y colores, y para prueba, su Red Velvet.

 Sana Locura.

Sana Locura.

Ya tengo la harina, la levadura, los huevos y el azúcar, me voy corriendo a preparar un bizcocho, tengo la inspiración suficiente y mis tripas hablan solas. Bon Appétit!