YANGZHOU ZHONGSHUGE. UNA FLUVIAL CASA DE LIBROS

Texto: Oliver Web para Amante Magazine · Fotos: Yangzhou Zhongshuge · XL Muse architecture studio.

¿A qué huelen las librerías? Huelen a papel, a tinta, a tiempo, a nuevo… pero siempre tienen ese olor… ese olor característico y único, como cuando entras a una cafetería y sientes el olor a café recién hecho. Elegir un libro puede convertirse en toda una aventura, ¿quizás un clásico como Guerra y Paz de Tolstói o una tragedia shakesperiana como Romeo y Julieta.

El lugar perfecto para empezar a vivir la aventura y sentir cada una de las historias que guardan los libros es Yangzhou Zhongshuge. Una librería del centro de China, situada concretamente en Zhen Yuan y diseñada por XL-Muse, un estudio de arquitectura con sede en Shanghai que se está dando a conocer gracias a la elaboración de estructuras realmente llamativas. En este caso han querido crear un entorno psicodélico, que traslada a los turistas a un planeta diferente y donde la armonía de sus estanterías, mesas y expositores destaca por encima de todo.

Está diseñada emulando el efecto del agua de un río, en el suelo se refleja el techo como si de un lago se tratase, y él nos dirige a un oscuro túnel casi sin fin. Zhen Yuan es una ciudad con muchos ríos, y el agua es uno de los principales factores del comercio y la cultura de la región. Además, ha servido de guía de muchos intelectuales, literatos y poetas.

Un vestíbulo de 1.000 metros cuadrados con una sala de lectura y una zona infantil. La sala de lectura principal cuenta con pilares que se curvan hacia el interior desde el techo, como si estuviésemos en un bosque encantado. Pero para encantados, la cara de los niños cuando descubren su rincón. Estanterías que son casas, torres, nubes, globos, una montaña rusa, un tiovivo y un árbol gigante, todo esto bajo un cielo estrellado que se ilumina en la oscuridad. Parece que estuviésemos describiendo el escenario de alguno de los cuentos de Roald Dahl pero no, se trata de la librería más moderna, estrambótica y excéntrica del mundo, y aunque lo parezca, no, mi elección en esta fascinante biblioteca no ha sido el diccionario.