HOTEL RITZ MADRID, LA COCINA DE LOS RECUERDOS

Texto: Christian Tavelli. Director General del Hotel Ritz Madrid · Fotos: www.mandarinoriental.es/ritzmadrid.

 Christian Tavelli. Director General del Hotel Ritz Madrid.

Christian Tavelli. Director General del Hotel Ritz Madrid.

Restaurante Goya.

Siempre he creído que la gastronomía juega un papel importante en la vida de cada persona. Todos tenemos ese plato especial, ese sabor o incluso ese olor, que funciona en nosotros como la famosa magdalena de Proust y que es capaz de traernos a la mente, en un momento determinado, los recuerdos de toda una infancia.

En mi caso, la gastronomía fue una auténtica pasión desde temprano. De niño, me encantaba ver a mi madre en plena faena, rodeada de cacharros, manejando con auténtica maestría materias primas de lo más variadas. El resultado se disfrutaba en una mesa familiar en la que se mezclaba la deliciosa comida con las anécdotas diarias y el ajetreo de una casa llena de niños. Así, con catorce años, me inscribí en una escuela de cocina para amas de casa y practicaba todos los fines de semana con mi familia como cobayas. Mis veranos no eran los típicos de sol y playa, ya que siempre encontraba la cocina de algún restaurante que me aceptara como aprendiz sin sueldo. Ese fue, sin duda, el germen de mi decisión de dedicarme a la hostelería y el primer paso de una carrera que me ha llevado a todos los rincones del mundo.

El suculento "Milhojas".

 Solomillo Wellington.

Solomillo Wellington.

En el caso del Hotel Ritz, mi primer contacto fue también gastronómico. Cuando me propusieron ocupar el puesto de Director, me presenté en el restaurante Goya como un cliente más. Tengo que reconocer que, al principio, la decoración palaciega y las expectativas de un nombre como Ritz, me hicieron sentir un poco avasallado, pero muy pronto descubrí el alma del hotel y me enamoré de esa esencia que permanece atemporal desde hace más de un siglo.

El Chef Jorge González.

 Carpaccio de Carabineros.

Carpaccio de Carabineros.

Jorge González, Chef del restaurante Goya, es de corazón y nacimiento vasco, aunque se formó como cocinero en Francia, donde cursó sus estudios y dio sus primero pasos en varios restaurantes con estrella Michelin. Nuestra cocina es descaradamente mediterránea. Desde mi llegada hemos potenciado la excelencia de la materia prima, las recetas tradicionales con un toque moderno que las aligera y hemos recuperado platos históricos como el milhojas de crema que le encantaba al rey D. Alfonso XIII. Pero lo más importante en la cocina de Jorge es que cada creación nos trae un recuerdo muy especial y así lo explica él mismo cuando comenta sus platos a cada comensal: el porqué de sus cocciones, sus especias, sus combinaciones... Todo representa una sinfonía que ofrece un viaje a lo más profundo de nuestras sensaciones. Sí, definitivamente la buena gastronomía nos hace viajar, nos hace soñar, nos hace disfrutar.

Pero, por supuesto, la gastronomía está viva y no hay mejor forma de experimentarla que probando nuevos sabores, descubriendo nuevas cocinas y dejando que nuestra mente vaya creando nuevos recuerdos que, algún día, un sabor, un olor o una vieja receta traerán a nuestra mente.