QUERALT CASTELLET. SIN FRENOS

TEXTO: Roser Pruneda.

Con tan sólo 27 años, Queralt Castellet puede estar orgullosa de haber participado en tres Juegos Olímpicos de Invierno y haber sido subcampeona del mundo de Snowboard 2015 en la categoría de half-pipe, convirtiéndose así en la única rider en la historia de España en ganar una medalla en un Mundial.

A pesar de que el año pasado fue uno de los más duros de su carrera por la pérdida de su novio y entrenador, ha sabido convertir ese dolor en la fuerza para seguir impulsando su carrera profesional, y no darse por vencida.

El día que quedé segunda en el campeonato del mundo en Austria noté una satisfacción inhumana… Un sentimiento que me decía toma, esto es tuyo, ahora sí, te lo mereces.
 

Tu primer recuerdo sobre una tabla de snow.

Mi primer recuerdo es de cuando tenía 6 años e hice snowboard por primera vez. Recuerdo a mi padre y a un amigo suyo enseñándome a girar. El amigo de mi padre (el que le enseñó a él) llevaba toda la mañana lanzándome monedas de 100 pesetas en la nieve sin que yo le viera para que me agachara a recogerlas y así ejecutara el giro de puntas. Yo solo recuerdo ver esa única moneda y agacharme a recogerla al tiempo que realizaba (con éxito) el buscado giro. Lo que no sabía es la cantidad de veces que lanzaría la moneda a la nieve sin yo enterarme.

Siempre has estado vinculada al deporte, ¿qué tiene el snow que no tenga la gimnasia artística, a la que también te has dedicado?

Son muy diferentes. Lo que tenía la gimnasia que yo busqué en el snow fue la competición. El snowboard es un deporte de fin de semana que para un profesional es diario; la gimnasia, por el contrario, es un deporte que se entrena a diario y durante todo el año. Para el aficionado requiere un nivel de dedicación, sacrificio, esfuerzo y trabajo que el que practica snowboard el fin de semana no necesita. Aun así, a nivel profesional los dos deportes son muy parecidos y cada vez tienen más similitudes. En freestyle, por ejemplo, los elementos se fundamentan de una acrobacia técnicamente muy diferente de la de la gimnasia pero de la que se puede aplicar mucho conocimiento.

¿Cuando se convirtió tu pasión en tu forma de vida?

El día que decidí que lo que quería hacer era snowboard y competir con las mejores del mundo.

¿Qué cualidades tiene que tener una rider?

Al rider le gusta la montaña y la nieve, y disfruta de las sensaciones de deslizarse sobre ella. Para el que es un poco más radical le tiene que llamar la atención la adrenalina de llevar tus cualidades hasta el límite y ver lo que puedes hacer con tu tabla.

¿Cuál ha sido tu batalla más complicada, dentro y fuera de la nieve?

Después de perder a mi pareja por culpa del cáncer, descubrí que realmente el snowboard es lo que me ha llevado a ser quien soy a día de hoy y lo que más me apasiona en la vida. Ha sido una motivación que va a acompañarme toda mi vida y por lo que le debo eternamente a mi deporte.

 
 

¿Cómo es Queralt cuando se baja de la tabla?

Soy una persona tranquila y me gusta aprovechar cualquier ocasión para pasármelo bien. Cuando no estoy en la montaña, lo que me gusta hacer es divertirme con mis amigos.

Pasas muchos meses fuera de casa, cuando vuelves a tu tierra, Sabadell, ¿qué es lo primero que haces?

Me gusta estar en casa de mis padres y pasar tiempo con ellos y mi hermano, sentarnos y cenar juntos como algo normal que hiciéramos cada día. Y aunque no es así, notar que lo parece, en definitiva, sentirme como en casa.

¿Qué se siente al ganar una medalla en un mundial?

El día que quedé segunda en el campeonato del mundo en Austria noté una satisfacción inhumana… Un sentimiento que me decía toma, esto es tuyo, ahora sí, te lo mereces.

¿Crees que en España se valora lo suficiente un deporte como el snowboard? ¿Nuestro país le cierra puertas a un deporte como este?

Las cierra para el snowboard y para muchos otros deportes que no son fútbol, aunque parece que el snowboard empieza a ganar popularidad. Todos esperamos que, después de los campeonatos del mundo de Sierra Nevada en marzo de este año, se demuestre que el snowboard es un deporte con mucho potencial en este país.

¿Crees que en el deporte, las mujeres tienen las mismas oportunidades que los hombres? 

Ahora mismo el CSD (Consejo Superior de Deportes) impulsa la participación femenina y las oportunidades de la mujer en sus carreras deportivas. Las federaciones ofrecen ayudas equitativas en cuanto al género, sin embargo, por parte de las marcas y patrocinios es más difícil y, en general, las cifras económicas de las mujeres son menores que las de los hombres. 

Recientemente, cuando Mireia Belmonte ganó el oro olímpico remarcó que la gente estaba más preocupada del color del pelo de Sergio Ramos que de que ella hubiése ganado un oro en natación. ¿Crees, como ella, que en España, el fútbol y sus jugadores, están mejor valorados que el resto de deportes y deportistas? 

Sin duda. En España parece que todo es fútbol y los demás deportes se dejan de lado, en todos los aspectos. Los que no somos fútbol debemos luchar contra esta desigualdad, y para los deportes de invierno todavía cuesta más porque es muy difícil conseguir cobertura y seguimiento.

¿Con qué lugar del mundo te quedas para practicar snow?

Suiza. Mucha variedad, fáciles accesos, grandes montañas y cerca de casa.

¿Qué te ayuda a no rendirte y a superarte cada día más?

Mi pasión se fundamenta en el proceso y trabajo para conseguir un objetivo, no en el resultado final en particular, sino por la experiencia adquirida en el camino hacia éste. Esa es la razón por la que mi motivación es enorme.

¿Cómo te ves dentro de 10 años?

Espero que con muchas más experiencias vividas gracias al snowboard, con objetivos logrados y continuar dándolo todo en mi carrera deportiva.

Una ciudad para perderte: Nueva York.

Un país en el que vivir: Nueva Zelanda.

Una comida que te recuerde a casa: Carne a la brasa.

Tu mayor miedo: La situación climática.

Un deseo: Felicidad y éxitos.

 
Queralt-8.jpg

Ya tiene las miras puestas en la próxima temporada donde intentará conseguir el oro en los Mundiales de Sierra Nevada, en los que también competirá en la disciplina de Big Air. Que la competición sea en España le da fuerza y motivación extra y, además, es una ocasión única para que la gente que la sigue pueda verla competir en casa.Un ejemplo de superación, de optimismo y de ganas de comerse el mundo. Sus pies no frenan como no lo hace su tabla de snow.