PATAGONIA. LA BELLEZA DEL PLANETA

Texto y Fotos: María Gracia Subercaseaux.

La Patagonia debe ser uno de los lugares más bellos del planeta y tenemos la suerte de tener una parte en nuestro país para visitarla, recorrerla y maravillarnos con su imponencia. 

Estuve hace dos meses invitada a The Singular Patagonia, un hotel más que soñado, realmente lo más parecido al paraíso, tanto por su infraestructura como por el entorno y cada uno de los paseos que ofrece. Está ubicado a 5 kilómetros al norte de Puerto Natales, en la zona de Puerto Bories. Antiguamente fue el “Frigorífico de Bories”, construido en 1915 y declarado Monumento Histórico Nacional en el año 1999. Por lo mismo es que dentro del hotel conviven maravillosamente bien las salas de máquinas convertidas en museo y los grandes espacios decorados con el mejor de los gustos. El trabajo arquitectónico de Pedro Kovacic y el interiorismo de Enrique Concha lo convierten en un lugar mágico. Fue construido con materiales sostenibles y premiado con certificación LEED. En la Patagonia todo gira en torno a las magníficas excursiones que se organizan la noche anterior con los guías, pero también en darse todos los gustos del mundo con su exquisita cocina y con algún tratamiento en el SPA después de un cansado día. 

Podemos disfrutar de paseos, trekking a la base de Torres del Paine o recorrer las mismas a caballo, el Sendero del Agua y otras rutas que ofrece este magnífico Parque Nacional. 

Detenerse a ver todos los animales y aves que se cruzan por el camino mientras conoces el Glaciar Serrano y Balmaceda, el Lago y Ventisquero Grey o la Laguna Sofía. Visitar la Cueva del Milodón o recorrer Puerto Natales… Por supuesto, sin olvidar, la gran oferta hotelera y gastronómica.