CARLOS URROZ, LA FIGURA CLAVE DE ARCO

Texto: María Estrada.

Su carrera siempre ha girado en torno al arte (promotor de cultura, galerista, empresario cultural…) pero desde que en 2010 volviera de nuevo a ARCOmadrid, esta vez para llevar el timón, su nombre pasó a convertirse en uno de los más sonados en el mundo del arte. Hablamos, por supuesto, de Carlos Urroz, el director de la prestigiosa Feria de arte madrileña que, una edición más, ha arrasado en la capital con nuevas propuestas, emergentes figuras y mucho arte. 

1.jpg

Si tuvieras que definir esta última Feria con tres palabras, ¿cuáles serían?
Excepcional, única e irrepetible.

¿Ha sido esta, como dicen, la mejor edición de ARCOmadrid?
No sé si la mejor, pero desde luego sí ha sido una edición con contenidos excepcionales en los  que hemos trabajado mucho. Este año han coincidido en la Feria muchas galerías que hasta ahora no lo habían hecho. Galerías muy importantes y esenciales para el imaginario de ARCO. En líneas generales, las galerías están contentas con las ventas y, en definitiva, eso es lo importante. 

Por primera vez ARCOmadrid no ha contado con un país invitado ¿En pro de qué se ha acometido este cambio en la organización de la Feria?
No es tanto un cambio como una manera de celebrar el 35 aniversario. De hecho, el año que viene tendremos a Argentina como país invitado, pero esto tampoco significa la obligación de repetir esta fórmula en cada edición. 

Una de las acciones llevadas a cabo este año para consolidar la perspectiva internacional de la Feria ha sido el proyecto Imaginando Otros Futuros. A toro pasado ¿qué valoración le das a esta iniciativa?
La valoración es muy positiva. Y no solo la mía, sino también la de los profesionales que han visitado la Feria, los coleccionistas, la prensa…

La temática latinoamericana de esta edición ha sido “El humor como resistencia política”. ¿Por qué os decantásteis por esta materia?
El equipo de comisarios de esta sección propuso en las dos últimas ediciones organizar el programa en torno a focos temáticos. En esta ocasión se centraron en dos líneas de investigación: El arte en la intersección con el tiempo y La subversión por el camino del humor, dos temas que permiten exponer áreas de producción artística vitales para las prácticas tanto emergentes y no reconocidas como establecidas en América Latina. 

¿Cómo ha acogido el público el homenaje que ARCO ha querido hacerle a Madrid con Año 35. Madrid?
Muy bien. Ha sido la ocasión para visitar espacios e instituciones madrileñas que no tenían por qué tener una vinculación con el arte contemporáneo. 

Otra de las novedades de esta 35 edición ha sido la presencia de más artistas emergentes. ¿Es positiva la convergencia de estos artistas nóveles con los artistas consagrados?
Sí lo es y así quedó reflejado en la sección Imaginando otros futuros. ARCO es una Feria de investigación y descubrimiento de artistas y en cada convocatoria son muchas las galerías que apuestan por presentar sólo a uno o dos artistas. Efectivamente en la pasada edición hubo una fuerte apuesta por los nuevos talentos, con 98 propuestas dedicadas a uno o dos artistas.

¿Cuál es la situación actual del coleccionismo en España?
España es un país pequeño con poca tradición de coleccionismo. La ley de mecenazgo e incentivos como el IVA reducido ayudarían a modificar este panorama y potenciar el coleccionismo en nuestro país, al tiempo que se conseguiría una mayor competitividad frente a otros países del entorno. De cualquier forma, es importante destacar la labor de ARCO durante 35 años en la creación de una generación de coleccionistas. 

¿Qué papel juega ARCO en todo esto?
ARCO atrae a cientos de coleccionistas, comisarios y otros profesionales que, de no existir la Feria, no vendrían. Por eso, para fomentar el coleccionismo, además de invitar a unos 250 coleccionistas internacionales, ofrecemos un servicio de asesoramiento en la compra de arte durante la Feria (First Collector), así como otras acciones durante todo el año promovidas por la Fundación ARCO. 

Son ya seis años los que llevas dirigiendo esta aventura que es ARCOmadrid. ¿Qué camino estás trazando para la Feria?
Acabamos de celebrar el 35 aniversario con unos contenidos que han mejorado mucho, tanto en el programa del aniversario como en el general. Después de seis años, se ve como cada año hemos ido sumando un poco, y este es el resultado de seis años de trabajo muy intensos. De cara a los próximos años seguiremos trabajando en atraer a las mejores galerías y coleccionistas, y, por supuesto, continuamos con nuestra labor de mejorar el conocimiento del arte contemporáneo y el coleccionismo con la Fundación ARCO. 

¿Cuál es el distintivo fundamental de ARCOmadrid frente a otras ferias de arte internacionales?
ARCOmadrid es un punto de encuentro. Vienen más directores de museos o críticos de arte que a otras ferias. Actualmente hay una feria cada dos semanas. O haces una distinta o nadie va a coger un avión para venir a Madrid. Nuestra lista de galerías gustará más o menos, pero es distinta de la de Miami o Nueva York. Y aunque suene tópico, Madrid es un puente entre Latinoamérica y Europa.

Y por si nos ha sabido a poco, en mayo tenemos otra dosis de arte en Lisboa ¿Qué podemos esperar de ARCOlisboa?
Será una cita de pequeño formato, con unas 40 galerías de arte portuguesas y españolas fundamentalmente, y se celebrará en un sitio histórico y muy apoyado por las galerías locales y los coleccionistas internacionales. Intentaremos que sea un encuentro muy centrado en los artistas, retomando la idea del “Artista Destacado”.