THE WILLIAM VALE HOTEL

El sector del turismo en Brooklyn es testigo de un aumento de la actividad, y The William Vale Hotel está encantado de abrir sus puertas a los vecinos de este barrio newyorkino y  también a los exigentes viajeros internacionales para proporcionarles un servicio de lujo.

La arquitectura del hotel es única y su interior ofrece una atmósfera moderna. Además, hay una gran variedad de espacios, tanto interiores como exteriores, que hacen de cualquier estancia o evento un momento inolvidable para los huéspedes que han elegido el hotel ya sea por negocio o placer.

The William Vale cuenta con la piscina más larga de todo Nueva York. Además, a sus pies encontramos Vale Park, un espacio verde de 15.000 metros cuadrados que  proporciona un oasis de tranquilidad en medio del jaleo de la calle. Una de las curiosidades del hotel, es que el servicio de habitaciones es 24 horas. 

La variedad de actividades que el hotel ofrece a sus huéspedes es amplísima: presentaciones de libros, yoga en la azotea, representaciones de ópera, proyecciones de películas independientes, clases de pintura con artistas locales o meditación en grupo. Com colofón final, su gastronomía. El galardonado chef Andrew Carmellini de NoHo Hospitality Group pone su sello a la carta del restaurante del hotel.