EL RESTAURANTE ZALACAÍN SIGUE COSECHANDO ÉXITOS CON SU MENU DE PRIMAVERA

Texto: Alba Oliva

El restaurante madrileño Zalacaín se reinventa con su menú de primavera, una carta que vio la luz hace ya unos meses, y que sigue siendo un reclamo para todos aquellos que quieren dejarse envolver por sus nuevos ingredientes, texturas y presentaciones donde la estética va más allá de lo meramente visual. 

Nos seduce su carpaccio de bacalao con quínoa y pochas, y crea la alianza perfecta entre el pescado y el cereal acompañado de una vinagreta de pochas y aceite de arbequina. Nos termina de conquistar con el bogavante guisado con carillas y pimentón en su jugo, un mar y montaña que refleja la nueva sensibilidad de Zalacaín.

El lomo de rape con remolachas al Jerez Oloroso, la pluma ibérica con puré de coliflor y cítricos o el huevo mollet con crema de guisantes, soubise de hongos y caviar completan ese suculento menú nacido para enamorar a todos los amantes del buen comer.

¿La mejor combinación para este menú? Un D.O. Rueda Cantosan 2015,  D.O. Ca.Rioja "Cune Reserva Especial Zalacaín 2009" o un D.O Alicante "Moscatel Sol de Alicante", tres vinos seleccionados por Raúl Miguel Revilla, el sumiller del restaurante, que coronan los nuevos platos del Zalacaín.

Además de renovar su carta, el restaurante continúa con su menú Ayer y Hoy, que aúna lo mejor del presente y del pasado, dos platos clásicos y dos novedades. Un paseo por los sentidos donde la técnica, la belleza y el sabor han llegado para quedarse.