EL CAFÉ DE LAS MIL CARAS

 Se llama Ripple Maker y es una cafetera capaz de reproducir en 10 segundos la cara que tú quieras sobre el café.

Esta cafetera, que está destinada a bares y cafeterías con un precio de 900 euros, utiliza técnicas de impresión 3D con un sistema de inyección de tinta que aboca el extracto natural del café en una gran variedad de tonalidades. Con este sistema, los camareros pueden seleccionar un diseño predeterminado o cargar nuevas imágenes vía Wi-Fi en el sistema de la cafetera. Una vez escogido el dibujo, éste será impreso con gran definición y en menos de un minuto sobre el espresso o capucchino.

El latte arte se convierte ahora en un trabajo automático y pone la guinda perfecta a los verdaderos amantes del café.