LAS MUJERES Y EL FLAMENCO

Foto de portada: Cayetana, su Pasión. Dresses designed by the Spanish designers Victorio & Luchino.

Texto: Cecilia Gómez · Fotos: www.ceciliagomezdanza.com.

Alguien me dijo una vez que cuando el mundo te regala un don debes compartirlo con el mundo, y de no hacerlo, probablemente, te convertirías en un desagradecido. Este sumun, tan tajante a priori, fue el impulso que necesitaba para pensar en grande, y así nació la compañía Cecilia Gómez, una compañía que, desde que se fundara en 2010, ha sido una canto al flamenco y a las mujeres que con su coraje han hecho del arte una forma de vida. 

Estas mujeres con garra las podemos encontrar en todas las facetas de la vida, pero nuestras dos musas inspiradoras han sido la Duquesa de Alba y Chavela Vargas. Dos mujeres que, por haber defendido su libertad con todas sus consecuencias, se han convertido en dos grandes de nuestra actualidad que pasarán a la historia.

Cuando decidí crear mi propia compañía de danza, tuve claro tres factores importantes que han sido claves para definir el camino que quería emprender. El primero de estos pilares tiene que ver con la necesidad de compartir las historias que había tenido el privilegio de oír de viva voz de sus protagonistas, así que comencé a preparar un guión con el que, a través del flamenco, pudiera contar y entender unas vidas únicas, para mi determinantes a la hora de elegirlas.

Para llevar esto a cabo, era imprescindible emplear la segunda clave, que consistía en crear un formato de compañía en el que todo el peso del espectáculo recayera sobre la historia y el personaje, siendo nosotros meros narradores. Y así, a modo de musical teatral, se fue creando una obra en torno a una vida.

El flamenco tiene muchas maneras de expresarse, desde la guitarra, hasta la voz, pasando por el baile, o el simple hecho de recitar un poema… Las posibles manifestaciones son casi infinitas, pero hay algo que las homogeneiza, y esto es el sentimiento, porque para expresarlas el único requisito imprescindible es ser y sentir el flamenco.

Coreografías grupales, vestuario, luces, escenografía, dirección, sonido.... Todo influye con máxima importancia en este tercer factor de nuestro viaje a la creación, que no es otra cosa que la coordinación. Sobra decir que el talento y el trabajo de meses son los que ponen en marcha la obra, pero uno de los actores claves de cualquier espectáculo en directo son los técnicos. De ellos depende en gran medida el éxito de la obra, porque si el sonido está bien ecualizado, tanto los músicos como los bailarines estaremos en sintonía, y esto es fundamental, ya que para nosotros un solo segundo de diferencia en la llegada del sonido supone un número de baile complicado tanto en ejecución como en inspiración.