PRINCE, EL ARTISTA

Texto: Alba Oliva.

Contemporáneo a dos grandes de la música como Michael Jackson o Madonna, Prince,  fue un músico, un cantante, un virtuoso… En definitiva, un artista con mayúsculas que cautivó con su estilo único a millones de personas.

Odiaba las reglas, la rutina y lo convencional. Fue conocido por TAFKAP, El Artista y Prince, reinventó el vestuario del cantante afroamericano, y sólo trabajaba con las discográficas si era él quien ponía las normas. Un metro y cincuenta y siete centímetros de personalidad abrumadora, que no conocía la palabra miedo.

Su abanico musical abarcaba desde el funk al pop psicodélico, pasando muchas veces por el rock más duro ¿Un hito? Su disco Purple Rain, una obra maestra que vio la luz en 1984 y que lo consagro como icono del pop ¿El resultado? Un Grammy y un Oscar por el álbum y por la banda sonora de Purple Rain, una película, que, con el mismo nombre, mitificaba sus comienzos y la escena de Minneapolis.

Los ochenta fueron suyos, pero también lo fueron los años que le siguen. Ya que en esa época nació la estela de una estrella púrpura que permanecerá incandescente en nuestra memoria para siempre.