ZAHA HADID, SU LEGADO SIEMPRE VIVO

A Zaha Hadid la echaremos de menos...

Aunque pasó en Londres la mayor parte de su vida, y es allí donde tenía su estudio de arquitectura, tiene sus obras repartidas por todo el continente europeo. Ha trabajado la arquitectura conceptual donde esto se refleja a la perfección en dos de sus más famosas obras como el Centro Acuático de Londres o la Estación de Bomberos Vitra en Alemania.

Centro Acuático de Londres

Hadid también llevó a cabo importantes diseños de interiores, el más relevante, el que ocupa el Mind Zone en el Domo del Milenio de la capital inglesa.

A la arquitecta no le faltaron los premios y los reconocimientos, y es que en 2003 fue premiada con el Mies van derRohe, además en 2004 consiguió ser la primera mujer en recibir el premio Pritzker, y cinco años más tarde fue galardonada con el Praemium Imperiale, uno de los reconocimientos más importantes de Japón dedicado exclusivamente al arte.

La arquitecta angloiraquí nos ha dejado un legado de suma importancia, construcciones únicas basadas en el deconstructivismo, con piezas que pasarán a la historia como verdaderas joyas arquitectónicas.

Siempre estará en la memoria de todos aquellos que aman el arte, y en la memoria de los lectores de nuestra publicación Amante Magazine, ya que siempre habrá un rincón en nuestras páginas para hablar sobre su arte y sobre las magníficas obras que nos ha dejado, y que han marcado un antes y un después en el panorama arquitectónico internacional.