GRACE BELGRAVIA. EL PRIMER CLUB PRIVADO DE MUJERES EN LONDRES.

Texto: Vanessa Arelle · Fotos: www.gracebelgravia.com

Se dice por ahí que la discreción es elegancia. En ese caso, Grace Belgravia es lo más. El primer club privado de mujeres en Londres abrió sus puertas en Noviembre de 2012 y desde entonces se ha convertido en uno de los más cuidados secretos de esta ciudad y en mi santuario. El espacio lleno de luz natural en un edificio histórico en el elegante barrio de Belgravia. Cuenta con gimnasio, spa, restaurante, centro médico funcional, preventivo y alternativo, salones, biblioteca, así como con un programa de charlas, presentaciones y actividades desde filosofía, moda, cultura, psicología, espiritualidad, etc. Un concepto con una visión de 360 grados del bienestar en todos sus sentidos. 

Los entrenadores del equipo de Matt Roberts, todos con un profesionalismo impecable, te animan y apoyan siempre en el gimnasio. Las clases nunca son de más de cuatro personas y ofrecen TRX, Viper, Spin, varios tipos de Yoga, Pilates, danza, jogging, circuitos y entrenamiento personal. Desde que empecé me ha cambiado la vida y el cuerpo. 

Grace también ofrece un programa de pláticas, cursos y presentaciones, desde arte a filosofía, salud y bienestar, siempre interesantes y divertidas. En el piso de arriba, el director del servicio médico, el Doctor Tim Evans, quien también se conoce como “Apothecaray to HM The Queen”, ha creado un equipo que ofrece una visión balanceada de salud integrando medicina tradicional y medicina holística. 

Un club no será un club sin un bar y restaurante – el gimnasio, spa, medicina y programa son extras. Sus chefs y nutricionistas han creado un menú delicioso y no como uno se espera no cuentan calorías, pero si porciones. Uno tiene la opción entre “un poquito menos” o “un poquito más”. Algo que a nuestros intrigados caballeros invitados les hace gracia probar, tomar una copa a partir de las 6pm y luego cenar, eso sí, solo los martes y los viernes. A mí me encanta la opción de un zumo, un smoothie, un té o un bellini