HOTEL BOSCOLO BUDAPEST. MAJESTUOSA ARQUITECTURA A LOS PIES DEL DANUBIO

 Hotel Boscolo · Lobby.

Hotel Boscolo · Lobby.

El Hotel Boscolo Budapest encarna a la perfección el espíritu de la ciudad del Danubio donde el cruce constante de civilizaciones y culturas ha inspirado a numerosas generaciones de artistas. En su café, el New York Café, el más famoso del mundo, aún podemos notar la atmósfera artística que inspiró a Publio Ovidio Nasón para escribir su famoso Fastos, que aún se conserva en él.

Su edificio ecléctico data de 1892 y fue diseñado por los arquitectos Alajos Hauszmann, Flóris Korb y Kálmán Giergl y mezcla los estilos griego, latino, renacentista y barroco. Un superviviente durante las dos Guerras Mundiales, que reabrió sus puertas a mitad de 1900, y que en 2001 sufrió una intervención que duró 5 años y que refleja lo que vemos hoy en día. Su refinada arquitectura está enriquecida con mármoles, bronces y brocados, y decorada con frescos de la época que se unen de manera magistral con el acero y el cristal.

Un lobby rectangular con una cobertura de cristal que se abre al cielo. Un equilibrio perfecto entre el antiguo y el más sofisticado diseño contemporáneo. Sus líneas curvas y rítmicas dan lugar a las bóvedas y columnas ornamentadas con toques naturalistas.

El color beige envuelve los cuatro pisos que asoman al patio, con elementos arquitectónicos muy diferentes en cada nivel. Los tonos tenues y cálidos permanecen en las 185 habitaciones donde el estilo ecléctico deja paso al estilo cosmopolita en cada detalle y se funde con los decorados de la época.

En la ciudad de las aguas curativas y de las fuentes termales, un SPA es imprescindible, y el del Boscolo cuenta con la ayuda de profesionales para el bienestar de sus huéspedes. Además, el hotel se corona con su excelente oferta gastronómica.

En nuestra nueva edición encontrarás más contenidos que te harán soñar. Descúbrelos en  Amante Magazine N_6 Edición Limitada Bronce.

 Café New York en el Hotel Boscolo.

Café New York en el Hotel Boscolo.