BAR LUCE, CON UN ATREZZO DE CINE

Art deco, mesas vintages y una atmósfera sacada de alguna de sus películas situadas en la Italia de los años cincuenta. Así es el Bar Luce, diseñado por el afamado cineasta Wes Anderson y situado dentro del palacio de la moda, la Fondazione Prada, en Milán.

La Fondazione Prada es un complejo que incluye galerías de arte, áreas recreativas, salas de juegos y el bar de Anderson.  

En el bar Luce podemos tomarnos uno de los mejores cafés de Milán: espresso ristretto, doppio, corretto y así continúa la larga lista de variedades de café que podemos degustar en el local de Anderson. No sólo el café lo convierte en un sitio de películay nunca mejor dicho, ya que su atrezzo se utilizó en El Gran Hotel Budapest.

Sillas y mesas retro, videojuegos y unas riquísimas tartas lo convierten en la atracción perfecta para quienes visitan Milán.