GOYARD PARIS

EQUIPAJE TRADICIONAL Y PERSONALIZADO

Basándose en el trabajo de su padre François, Edmond Goyard ha convertido la tienda de la rue Saint-Honoré en una institución internacional. Tras tomar el testigo de la firma, creó los primeros anuncios de Goyard, participó en varias exposiciones mundiales y abrió tres tiendas adicionales en Montecarlo, Biarritz y Burdeos, así como las oficinas comerciales de Nueva York y Londres, esta última ubicada en Mount Street, al igual que el actual Goyard Mayfair boutique. 

Distanciándose de las modas, Goyard se inspira en la tradición. Así, sus diseños atemporales hacen las delicias de aquellos clientes exigentes que buscan exclusividad sin concesiones, artesanía de primera calidad y refinamiento estético.

Las colecciones Goyard no cambian con cada temporada, ya que sus productos están hechos para la perpetuidad. Su gama de productos incluye artículos de viaje, tales como baúles, maletas de mano o de ruedas, neceseres, sombrereras y weekenders; una gran variedad de bolsos, mochilas y maletines para hombre y mujer, además de una amplia gama de accesorios conjuntados como billeteras, monederos, agendas y tarjeteros; así como accesorios para mascotas creados para la línea Chic du Chien, puesta en marcha a finales del siglo XIX por Edmond Goyard con el fin de ofrecer collares, correas, cuencos y platos para las mascotas.

La personalización es otro de los pilares de la marca, y esta se deriva de las tradiciones europeas que tuvieron su apogeo durante el siglo XIX. En aquel entonces, la personalización era un imperativo práctico que nada tenía que ver con la moda o el estatus social, sino más con propósito de identificar fácilmente al propietario de la maleta. Hoy, Goyard perpetúa la tradición fiel a los detalles y a los monogramas hechos a mano con pigmentos naturales, que le aportan a cada producto versatilidad y elegancia. Así, gracias a una gran variedad de diseños y tipos de letra, cada cliente puede hacer su Goyard único y expresar su individualidad.