LA COSTA BRAVA UN TERRITORIO INCREÍBLE PARA SER VIVIDO CON INTENSIDAD

Texto: Amante Magazine · Fotos: Archivo de imágenes Patronat de Turisme Costa Brava Girona · www.costabrava.org.

Tierra de genios como Salvador Dalí y Ferran Adrià, la Costa Brava cautiva los sentidos de los visitantes con creaciones plásticas y culinarias de gran nivel. Salvador Dalí, artista surrealista por excelencia, tuvo el paisaje abrupto de la Costa Brava como fuente constante de inspiración. Quizá por eso, junto con su esposa rusa Gala vivió en este espacio durante años y estableció su casa y su taller en Cadaqués. El visitante no se puede perder el Triángulo Daliniano, integrado por tres espacios, instalaciones y obras eminentemente surrealistas.

Teatre-Museu Dalí, Figueres. © Àlex Tremps. Arxiu Imatges PTCBG.

Ferran Adrià, icono de la cocina vanguardista catalana del s.XXI, está inmerso en el proyecto de El Bulli Foundation, futuro centro de creatividad e investigación culinaria abierta al mundo a través de Internet. 

Iconos gastronómicos son los hermanos Roca del restaurante El Celler de Can Roca de Girona, con tres estrellas Michelin, que en 2013 y recientemente ha sido declarado el mejor restaurante del mundo por la revista británica Restaurant Magazine.

Germans Roca. © David Ruano. El Celler de Can Roca

La provincia de Girona es bien conocida por poseer dieciséis restaurantes que suman 20 estrellas Michelin, entre los que cabe destacar también los restaurantes Miramar de Llançà y Les Cols de Olot, que realzan la calidad del producto autóctono y contribuyen a proyectar la Ruta del Vino de la DO Empordà.  

En el imaginario de muchos, la Costa Brava se identifica por sus amplias playas y pequeñas calas rodeadas de vegetación y acantilados rocosos que se extienden de Portbou hasta Blanes, a lo largo de 220 km.

La luz mediterránea de poblaciones como Cadaqués, Begur o Sant Feliu de Guíxols, el paisaje del litoral, las poblaciones turísticas de ocio, como Roses, Platja d’Aro y Lloret de Mar, los colores azules y verdosos de las aguas de la reserva marina de las islas Medes, los pueblos medievales de Peralada, Castelló d’Empúries, Pals y Peratallada... Y la capital, Girona, ciudad llena de encanto, idónea para pasear, para disfrutar de la oferta cultural, comercial y gastronomía, eventos, festivales y actividades al aire libre.

Sa Tuna, Begur. © Francesc Tur.Arxiu Imatges PTCBG.

El Pirineu de Girona, rozando la costa, se presenta en invierno con las 5 estaciones de esquí en pleno rendimiento y en verano puedes encontrar todo tipo de actividades al aire libre que son un complemento perfecto para su estancia. El interior ofrece al visitante un espacio natural único, con zonas como el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, y poblaciones con un sólido poso histórico, como Besalú, Ripoll, Camprodon y Llívia, que otorgan un atractivo especial a los Pirineos catalanes orientales.

Faro del Cap de Creus. © Turisme Ajuntament de Cadaqués.

Sin duda, el territorio ofrece un amplio abanico de posibilidades al visitante que llega a estas tierras atraído por el clima, la naturaleza, la cultura, la gastronomía, el ocio, las compras, las actividades y la hospitalidad de sus habitantes. La Costa Brava y el Pirineo de Girona cuentan con todos los elementos necesarios para ser un destino descubierto, redescubierto e intensamente vivido.

Girona. © Òscar Vall. Arxiu Imatges PTCBG.