ORO PARECE, CÁMARA ES

Fotos: www.brikk.com.

¿QUIÉN DIJO QUE LA FOTOGRAFÍA ESTABA AL ALCANCE DE CUALQUIERA?

Oro de 24 kilates y piel de manta. No, no es la última creación de ninguna casa de joyas, sino de Brikk, la firma que juega al Rey Midas y convierte en oro todo lo que toca.  

La nueva creación para amantes del lujo está compuesta por un cuerpo Lux Nikon DF Camera y una óptica Lux Nikkor 14-24F/2.8. Ambas piezas son por sí solas oro puro, pero tras el rediseño de la compañía americana, esta cámara de Nikon pasa a la categoría de joya. 

La firma de lujo asentada en Los Ángeles hizo sus primeros experimentos recubriendo móviles y de tablets en oro, diamantes, y toda clase de materiales preciosos, pero sin duda es esta su gran obra maestra hasta la fecha. 

Tan solo 77 unidades de esta edición limitada están pululando por el mercado, y se pueden adquirir en las tiendas Brikk y en su página web por la friolera de 41.397$, lo que deja claro que esta no es una cámara para todos los públicos, sino el sueño de coleccionistas o una pequeña -o gran- inversión para quien quiera cambiar los lingotes por las cámaras. 

Además, y como broche final, la firma ofrece al comprador una gama de complementos a la altura de la cámara que incluye por ejemplo una funda recubierta también de oro.