MANOLO COSTA

UNA HISTORIA DE TRADICIÓN MASCULINA EN NEW YORK.

Fotos: www.manolocosta.com.

En el corazón de la cuidad de Manhattan hay un rincón escondido en el que Manolo Costa se estableció en la primavera de 2011 para contar una historia que trata de la tradición de la moda masculina. 

Teniendo como premisa la preocupación por cada detalle y seguir con el buen hacer de la herencia recibida, en este rincón el cliente entra para oír historias de tradición y de calidad en el corte y confección, y estas historias las encuentra en un espacio elegante y sofisticado que inmediatamente transporta a todo aquel que entra en lo más profundo del Art Déco de los felices años 20.

Después de despuntar en una larga e intensa carrera con los más renombrados de la industria de la moda, Manolo Costa acumuló un saber hacer no sólo con la ropa, sino con el servicio que tenía que dar, y así, gracias a esa sapiencia, materializó su concepto de un estilo refinado y distinguido, abrazando el arte de la buena reputación textil y dejando al cliente sentirse libre en un ambiente sofisticado y tremendamente servicial, porque para Manolo lo que realmente importa es que cada hombre que entre en su establecimiento salga exponiendo lo mejor de su esencia gracias a la vestimenta.