RAQUEL TORRES ES HAYAT JEWELRY

PASIÓN, PERSONALIDAD, IMAGINACIÓN Y ELEGANCIA.

Texto: Xavier Férriz · Fotos: www.hayathighjewelry.com.

Raquel Torres es la diseñadora de la firma de joyas Hayat. A través de sus diseños, exclusivos y elaborados artesanalmente, esta joven artista refleja la pasión que nuestros antepasados tuvieron por el lujo y la elegancia, y transporta a quien las luce a lugares exóticos, extravagantes o silvestres a través de sus colores, formas y materiales.


¿Cómo nace tu pasión por el diseño de joyas?

Cuando era pequeña veía cómo mi abuelo compraba oro y piedras. En su tiempo libre se dedicaba a trabajar en su taller y yo le hacía compañía: fundía el oro, miraba con su lupa cada piedra… Me hacía pendientes, anillos, gargantillas… De ahí nace mi intriga por este mundo. Siempre tenía bocetos, formas y diseños en mi cabeza. Toda la vida me gustó dibujar y pintar lo que tenía en mi imaginación. Creaba explosiones de colores y formaba historias con cada creación.

Diseñar y la pasión por las gemas y piedras preciosas fue siempre mi ilusión. El entusiasmo por los colores y formas. La elegancia… Creo que es una manera de ser yo misma. Cada una de las piezas define mi personalidad y mi manera de trabajar.

En tus diseños vemos inspiraciones exóticas, remotas, milenarias… ¿De qué te nutres para realizar tus diseños?

Son diseños inspirados en la antigua Turquía. Una tierra llena de vida, mezcla de culturas, tránsito entre Oriente y Occidente. De ahí viene el nombre Hayat, que significa “vida” en turco. Siempre he sentido intriga por esas civilizaciones: romanos, cristianos, árabes… También soy canaria, una tierra llena de energía, con luz propia. Un clima tropical y una naturaleza que llama a los colores. Además, Canarias fue un puente entre América, Europa y África, otra mezcla fuerte entre culturas.

Si tuvieras que elegir una de entre todas las joyas que has diseñado, ¿cuál sería?

Derya sin duda alguna es la pieza más intensa de la colección. Su nombre significa Océano. La tanzanita que tiene es poderosa, única, de 25 quilates. Cada vez que la miro me pierdo en ese azul casi lila o ese lila casi azul. Por eso le puse Derya, porque es como estar frente al mar y mirar al horizonte y perderte en esa intensidad y grandeza de la naturaleza. Y para hacerlo más grande ¡qué mejor que acompañarlo de una explosión de colores! Zafiros amarillos, zafiros fuegos, zafiros rosas, tsavoritas, tanzanitas. Colores salvajes creados por la propia naturaleza. Colores exóticos que se utilizaban antaño como grandes lujos. Una pieza exclusiva que derrocha pura elegancia y sensualidad.

Dicen que lo bueno, si breve, dos veces bueno. ¿Podrías definirnos este anillo en tres palabras?

Único. Elegante. Especial.

¿Cómo es el proceso de pasar de la idea al objeto físico?

Antes de nada siempre busco algo exclusivo, algo único que vaya a caracterizar mis piezas. Siempre hay una piedra con un valor exquisito. Una gema difícil de volver a encontrar: ya sea por sus formas, su colores, su escasez… Muchas veces instintivamente mi cabeza ya ve el diseño y sólo me falta plasmarlo en un dibujo. Pero otras veces empiezo dibujando formas hasta que encuentro la idea perfecta.

Y después de todo ese proceso, ¿qué sientes cuando ves el producto acabado?

Alegría. Cuando termino un diseño deseo ver la pieza cuanto antes acabada. Cada pieza supone un nuevo reto. El terminarla, sentirme satisfecha y poder mostrarla, ¡no tiene palabras!

¿Qué materiales utilizas?

Oro de 18 quilates y platino. En cuanto a las piedras siempre utilizo una calidad extraordinaria. Son piedras únicas en la naturaleza. Los colores son auténticos. En el caso de Derya hablo de una tanzanita con un color profundo y una pureza impecable. En definitiva, una piedra única, exclusiva por su color, su tamaño…

¿Para quiénes están pensados tus diseños?

Están pensados para mujeres con carácter y personalidad. Mujeres atrevidas. Mujeres que derrochen elegancia. Son piezas muy llamativas y muy elegantes. Sobre todo para las amantes de la alta joyería, el lujo, y de la exclusividad. Son complementos que determinan la esencia de la mujer. ¡Piezas que no dejan indiferente!

Todo artista deja impregnado en sus diseños su propia personalidad. ¿Qué dicen las joyas de Hayat de Raquel Torres?

Son diseños atrevidos, con energía y colorido. Supongo que así soy yo.