HOTEL BANKE DE PARÍS

UN HOTEL IMPREGNADO DE HISTORIA.

A principios del siglo XX, el que hoy es el Hotel Banke fue uno de los primeros edificios que se construyeron en la Rue Pillet Will, junto a la Rue La Fayette. Su diseño fue obra de los arquitectos Paul Friesé y Cassien Bernard, y en sus comienzos fue destinado a albergar una antigua sede del Banque Suisse Française, hasta que en el 2009 se remodelara para la apertura de uno de los hoteles con más estrella de la capital francesa. 

En pleno barrio de la Ópera, una de las zonas comerciales más lujosas del centro de París, el Hotel Banke destaca por su majestuosa fachada exterior que hace revivir la magia de la Belle Époque de París en los ojos de todos los que la admiran.

Desde su apertura hace casi 5 años, el hotelha estado diseñando meticulosamente cada una de sus estancias, y buena prueba de ello es el meritorio reconocimiento de hotel de 5 estrellas recientemente adquirido. La ingente inversión que ha venido haciendo el hotel desde su apertura para la mejora de sus instalaciones, tanto en la decoración, como en la ampliación y la renovación de todos sus espacios y suites, ha hecho que con tan solo 5 años de edad el Banke sea uno de los hoteles de referencia de París.

Como todos los hoteles de Derby Hotels Collection, el Hotel Banke expone tanto en sus espacios públicos como privados piezas de arte únicas. El lujo y el arte se mezclan en un espacio donde huéspedes y visitantes disfrutan de las piezas de la colección privada de joyas étnicas de Papúa Nueva Guinea, China, India, Tíbet y África, una colección del propio Jordi Clos, presidente de la cadena.

Otro de los principales atractivos del Hotel Banke de París es su oferta gastronómica, materializada en el restaurante Josefin, al que se ha incorporado recientemente el chef Cyril Chevalier, un cocinero de solera que elabora una cocina refinada con influencias mediterráneas y con una elaborada y selecta carta de tapas y cócteles en el Lolabar, un espacio con acento español.