HAITÍ, TAP-TAP Y ASCOT O CUANDO EL MUNDO ES UN PAÑUELO

Texto y Fotos: Carlos Martorell.


Los Tap-Tap son unos multicolores y divertidos autobuses públicos de Haití. Se llaman así porque hay que golpear dos veces en la carrocería para que el conductor pare y el viajero pueda apearse.

En 1979 hice una colección de fotos de alguno de esos Tap-Tap, y tras el terremoto del año 2010, y con el objetivo de ayudar a la construcción de escuelas infantiles, organicé una exposición solidaria a beneficio de la Fundación Reina Sofía.

La acogida del público fue fantástica, y gracias a la inmensa generosidad de los que por allí pasaron, en apenas dos horas se vendió toda la colección.

Hace unos años fotografié también a unas mujeres que de haber llegado en Tap-Tap a Ascot con sus espectaculares sombreros, habrían causado sensación.