SCHLOSS IGLS. INNSBRUCK. AUSTRIA

CERCA DE INNSBRUCK, UN HOTEL ESCONDIDO EN UN CASTILLO.

En pleno corazón de los Alpes, y a tan solo unos pocos kilómetros de la ciudad de Innsbruck se sitúa un castillo de ensueño construido hace más de un siglo: el Schloss Igls, un singular castillo decimonónico que abre sus puertas a todo aquel que quiera disfrutar de sus encantos. 

Rodeado por un parque natural, por la cordillera Nordkette y por el monte Patscherkofel, el antiguo castillo alberga hoy un hotel único en el que disfrutar del aire libre, de las reminiscencias del pasado, de la naturaleza en estado puro y sobre todo de la experiencia de dejarse cuidar. 

Entrar en el Schloss Igls es entrar en un cuento de hadas, y no sólo por el emplazamiento y por la cautivadora arquitectura del edificio, sino también por el trato, por los pequeños detalles, y por los grandes; todos cuidados y pensados para hacer que el huésped se olvide de todo y pueda abandonarse al disfrute y al descanso. 

Por eso, el hotel que se esconde en el interior del Schloss Igls es mucho más que un hotel, ya que lo que se busca es que sus huéspedes vivan una experiencia distinta, única y a su medida. Con este objetivo, el hotel se puede reservar al completo para disfrutar de una estancia en familia, con amigos, o simplemente para sentir la soledad de este paraje incomparable. 

El hotel está compuesto de 2 habitaciones y una suite simple, 10 habitaciones dobles, 4 suites dobles, y la gran suite, un espacio único de 50 metros cuadrados en el que disfrutar del descanso y de la comodidad que ofrece este castillo de ensueño.

También dentro del hotel del Schloss Igls se encuentra la Boutique Apartament, un apartamento privado de 200 metros cuadrados que cuenta con dos habitaciones, cocina, comedor, librería y terraza privada, y que es sin duda, el sitio idóneo para una escapada romántica alejada de convencionalismos.